Servicio técnico

Sinopsis de tecnologías

Ï

Moldeo por extrusión y soplado (Extrusion Blow Moulding/EBM)

Con el proceso de extrusión y soplado se elaboran botellas y envases para productos de sectores como la cosmética, el aseo personal, la limpieza del hogar, detergentes y alimentación, así como aceites y lubricantes. Para ello, una preforma tubular se extruye y a continuación se moldea a presión siguiendo los contornos interiores de un molde-herramienta. El material excedente en la botella se recorta y se devuelve directamente al proceso.

Moldeo con soplado y estiramiento por inyección (Injection Stretch Blow Moulding/ISBM)

Para la producción de botellas de PET, ALPLA apuesta principalmente por el proceso en dos fases. En primer lugar, se fabrican preformas mediante un proceso de moldeo por inyección (Injection Moulding). En el segundo paso —el denominado moldeo con soplado y estiramiento (Stretch Blow Moulding/SBM)—, la preforma se calienta en la máquina de soplado y estirado por separado y se ensancha simultáneamente en la herramienta con la ayuda de un mandril ensanchador que le da la forma de botella y la sopla.

En sedes escogidas, ALPLA también recurre al procedimiento de una fase para PET. Este proceso combina la producción de la preforma y el soplado de la botella en una máquina. Las botellas y los recipientes de PET son elaborados por ALPLA para sectores como la cosmética, el aseo personal, la limpieza del hogar, los detergentes, la alimentación o las bebidas.

Moldeo por inyección (Injection Moulding/IM)

El moldeo por inyección es uno de los procedimientos más importantes para la fabricación de piezas moldeadas de plástico. En él, la masa de plástico se inyecta en un molde y se deja enfriar. En este sentido, es posible elegir los moldes y las superficies casi con total libertad. Con esta tecnología, ALPLA produce principalmente componentes sueltos y tapones. Los materiales plásticos empleados son PS, PP y PE.

Moldeo por inyección y soplado (Injection Blow Moulding/IBM):

se trata de un proceso en el que la inyección de una preforma y el soplado del producto en una máquina se llevan a cabo directamente uno detrás de otro. Sin embargo, a diferencia del ISBM, no se utiliza un mandril ensanchador, sino que la preforma simplemente se sopla para convertirse en botella o lata. Para los recipientes pequeños con altos requisitos de calidad, ALPLA emplea este método en determinadas sedes para elaborar recipientes para sectores como la cosmética, el aseo personal y productos farmacéuticos de PE y PP.

Reciclaje de PET + PE

ALPLA opera varias plantas de reciclaje propias. Gracias a las tecnologías más modernas, las botellas de PET se transforman en regranulado de PET de alta calidad que se utiliza sobre todo para la producción de envases para alimentos y botellas para bebidas. También las botellas de HDPE usadas se transforman en las plantas en nuevo granulado rHDPE de calidad no alimentaria que, a su vez, se utiliza para elaborar nuevas botellas mediante el moldeo por extrusión y soplado.