Economía y tecnología

Logística in-house: Una colaboración con muchas ventajas

Casi la mitad de las plantas de ALPLA se operan a modo de instalación in-house directamente en la empresa de nuestros clientes. ALPLA puso en marcha su primera planta in-house en 1985 en Lomazzo (Italia). Por tanto, la cercanía inmediata al cliente y la correspondiente contribución a la protección climática forman parte de la filosofía empresarial de ALPLA desde hace ya más de 35 años.
Ï
Una de las fábricas internas más modernas de ALPLA es la de Aston Clinton (Reino Unido).

Con el tiempo, muchos clientes han reconocido las numerosas ventajas ecológicas y económicas: se necesita menos superficie de almacenamiento, los recorridos cortos evitan la necesidad de envases para el transporte, el gasto en personal también es menor y así somos capaces de reaccionar de forma rápida y flexible a los cambios en la producción. Además, gracias a largas colaboraciones, hemos desarrollado innovaciones premiadas con nuestros clientes puerta con puerta. Gracias a nuestra dilatada experiencia, apoyamos a nuestros clientes desde el principio y estamos en disposición de establecer instalaciones in-house con rapidez.

Las plantas in-house no solo minimizan los costes y permiten una colaboración estrecha y próspera para ambas partes, sino que también dan lugar a considerables ahorros de CO2e.

Ï

Proyecto modélico en Bowling Green

Una de las plantas in-house mayores y más modernas está en funcionamiento desde julio de 2020 para Henkel en Bowling Green (Kentucky, EE. UU.). Después de construir una nave de producción con más de 15 000 metros cuadrados de una planta en solo seis meses, se fabrican in situ botellas de HDPE para la mayor planta de detergentes del mundo de Henkel.

Una particularidad de la línea de producción completamente automatizada es el sistema de almacenamiento. En él se pueden apilar hasta 14 recipientes uno sobre otro. Así, el almacén ejerce por una parte de stock intermedio y le garantiza al cliente seguridad de producción, y por otro lado aumenta la flexibilidad en la planificación. De esta forma, gracias al aprovechamiento óptimo de la instalación, se reduce el consumo energético y el volumen de desechos. Por otro lado, las botellas se mantienen siempre en posición vertical desde la producción hasta la línea de envasado. Esto es posible gracias a la mayor rigidez de la botella en posición erguida, lo que permite reducir el peso de la botella y el consumo de material según las especificaciones del cliente.

 

Las ventajas más importantes de las plantas in-house, de un vistazo:

  • Reducción de las emisiones de CO2 y otros efectos medioambientales ligados al transporte
  • Conexión directa de la producción de envases con las líneas de embotellado del cliente
  • Eliminación del embalaje secundario y de los gastos de transporte
  • Reducción del embalaje necesario para el envío
  • Soluciones logísticas individualizadas, almacenamiento automatizado
  • Necesidad de superficies de almacenamiento mínimas
  • Estrecha colaboración que promueve innovaciones o mejoras
  • Creación de puestos de trabajo in situ

 

Producción in-house | ALPLA Group

Ï